A correr que son dos días. II Carrera Popular 8k Sayalonga 14/05/2017

Hola a todos,


Mayo del 2016 fue casi espectacular. Cinco fines de semanas y cuatro carreras, y ésta fue la que faltó. En 2017 no podía fallar. Este Mayo al contrario que el anterior 2016,  sería un mes tranquilo, ya estoy echando freno y tampoco es plan de quemarse con carreras todos los fines de semana, luego quieres rendir en la siguiente carrera y te deja ese mal sabor de boca o de piernas mejor dicho, a parte de que rompe los esquemas de entreno.

En cuanto salieron las inscripciones, de los primeros apuntados. Mayo con Sayalonga y Algarrobo serían mas que suficientes. El comienzo de temporada había sido brutal y el comienzo de año tras el traspies de diciembre-enero también estaba siendo a tope. Mayo sería un mes casi de descanso tras la competitiva Trail Cara los Tajos, la media de Vélez y la Pinsapo, todas en el mes de abril y a cual mas exigente.

Dos semanas no fueron suficiente descanso para rendir como uno gusta en la carrera y lo pagué...

Calor, mucha calor y salida a las 11:35 del domingo. Buen ambiente en la plaza del pueblo, llegando con una hora de antelación, aparcamiento de sobra, recogida de dorsales y a la espera con las fotos y saludos de rigor a los compañeros del club y conocidos.

Carrera de los peques y a calentar un poco, sólo un poco. Veía poco popular, y es que la voz se corre, la gente sabe que es una carrera dura con mucha cuesta seguida, sin apenas respiro. 

Casi setenta corredores nos lanzaríamos a la conquista de la interminable cuesta, y no es que lo pasara mal, es que tampoco me encontraba esa mañana con fuerzas para acelerar ni motivado. Al menor signo de cansancio bajé el ritmo, tal vez hubiera sido mejor calentar mas o reservarme un poco en vez de salir a tomarme tan rápido, y es que cuando el pulsómetro se pone a 180 es que hay algo que no va bien.

Llegó un momento en que tuve que andar, la calor y las subidas interminables me estaban pasando factura, el agua en los dos puntos de avituallamiento me dio la vida y empecé a acelerar, parece que hasta el kilómetro cinco no estaba caliente y ya empezaba a recuperarme y a sentirme mejor. Dos kilómetros para meta y empezaba la bajada brutal, pero me encontraba muy bien, ni aun siendo la bajada tan pronunciada no notaba nada de molestias y apreté el ritmo dejándome llevar, para afrontar los ultimos metros por debajo de 4.

Sensación de "qué pena, ahora que empiezo a disfrutar se acaba esto".

Enhorabuena a la organización, aunque sólo es su segundo año, creo que poco a poco se irá consolidando como una carrera exigente, que no está hecha para cualquiera. Creo que un par de kilómetros más por el pueblo, la harían mejor. Un 10k, suena como más categoría. Y es que su 277 metros de desnivel son de respeto. 



El precio es un atractivo, como tiene que ser, cinco euros y un euro para los peques. Sin duda todo un atractivo. Su camiseta y su detalle con el avituallamiento de bebida, fruta y sobre todo nisperos.

El año que viene prometo darlo todo o no. En todo caso seguro que hay que mejorar, creo que la clave está en calentar un poco mas. No se, a lo mejor el cansancio me pesaba o mi expectativa era demasiado exigente. Todo eso lo vería dos semanas después en la carrera de la Mayora, pero eso será otra historia.

A mejorar... Hay que balizar un poquito más. Estuve un minuto parado en un cruce ante la duda de coger un camino u otro. Las balizas no son caras y ayudan, dando seguridad al corredor. La musica en la plaza, no puede estar a tope, y si vais a poner musica poner lo típico de AC/DC y algo relacionado con los friki corredores, nunca "despacito".  Innovar, el año que viene no deis camiseta, dar calcetines o camiseta de tirantes, algo nuevo...

Todo un motivo para volver a Sayalonga, bonito pueblo con encanto. Y si el destino quiere nos veremos en el 2018.



Comentarios

Entradas populares