sábado, 18 de junio de 2016

A correr que son dos días. Temporada 2015/2016 y planificando el segundo semestre de 2016


Hola a todos,

Mi segunda temporada. La primera la cerré con sólo cuatro carreras. Esta la segunda han sido quince. Entendiendo como principio de temporada septiembre y finalizando en mayo, con parón en junio-julio y agosto.
Estas carreras intermedias no sabría como clasificarlas. Septiembre de 2015, no participé en ninguna, todavía hacía bastante calor y no veía ninguna clara. Octubre se veía venir muy cargado. Nerja 10k, La Esperanza 6k en Vélez-Málaga, y la I Carrera de la Guardia Civil en Málaga 7,8 K. Me faltó la del Corte Inglés en Málaga. Luego vendría noviembre que tampoco se quedaba atrás con la I carrera universitaria en Málaga con sus casi 7k y la Nigt Trail Montes de Málaga con sus 18k y pico.
Diciembre quedaría cerrada con la San Silvestre Veleña. En enero me enfrentaría a la primera media de la temporada y segunda de mi vida deportiva. En Alhaurín me tocaba mejorar marca y porfin sub 2h con sus 1:55. En febrero tocaría la media de Torremolinos donde volví a mejorar marca. En marzo me enfrentaría a la media, dicen, mas dura de la provincia, Alora. Una media a la cual no pienso faltar en el 2017.

Pero marzo no quedaría cerrada sin la visita a la MLK con subida a Gibralfaro incluido en Málaga, una carrera que al igual que Alhaurín y Torremolinos descarto para próximas visitas. En abril tocaría la gran visita a la gran media de Málaga, una experiencia interesante y con gran expectativa de bajar marca que no se cumplieron. Me quedó la experiencia de correr con más de 7000 personas.


Y para cierre de temporada llegaría mayo. Uno de mayo con la media de Vélez a la cual llegué por culpa de una gastrointeritis fatal. Con solo dos días escasos de recuperación me volvería a enfrentar con el reto de terminarla, finalmente a solo 20 segundo escasos de hacer marca a pesar de todo. Y no quedaría la cosa ahí porque dos semanas después estaba en Granada, recorriendo con alegría sus barrios más emblemáticos y trotando junto a la Alhambra. 

A la semana siguiente otra gran reto, esta vez en el El Burgo, la Animal Trail. 26 kilómetros de duro trail que me costó más de lo que esperaba, pero que volví a acabar, tocado pero no hundido. Por último como fiesta de cierre, la Mayora en Algarrobo. 



Volvía a repetir este año, y siempre que pueda, mejorando mi ritmo en mas de 30 segundos el minuto y a pesar de la carga acumulada y piernas pesadas, terminé bien, como siempre pudiendo haberlo hecho mejor, pero con muy buenas sensaciones y en forma.

Ahora toca planificar los meses de septiembre a diciembre. Ahí va por ahora.
Septiembre: Archidona Trail y Media Maratón de Marbella
Octubre: Chamizito Trail
Noviembre: Trail Alcaucín y open Jarapalos
Diciembre: Trail Faraján.

Todavía con varias incógnitas sobre las carreras de octubre y noviembre (Nerja, Vélez, la del Corte Inglés, la de la Universidad de Málaga y la de la Guardia Civil).

En definitiva unos cuatros meses de final de año muy completos. Espero aguantar la forma y salud al menos como el primer semestre, porque el año que viene más y mejor, empezando el año con la Capitana en Rincón de la Victoria.

Feliz veranos y cuidadito con las calores





martes, 7 de junio de 2016

A correr que son dos días. 29/05/2016 La Mayora. Algarrobo. Málaga



Hola a todos,

Por fin, se acabó la temporada y el merecido descanso. Y qué mejor que acabarla sin madrugones excesivos y en una prueba que aunque exigente, sólo me pedía invertir 42 minutos de carrera. Tenéis el post del año pasado, una carrera diferente este año, no por el recorrido que era casi el mismo, sino porque yo era diferente, no mejor ni peor. 
Bueno, a decir verdad, he mejorado bastante.

El año pasado después de correr mi primera media, al mes siguiente me enfrentaba a esta prueba, un poco asustado y sin apenas entrenamientos en cuestas. Hacía mucha calor y a pesar de ello lo terminé entero. Este año por mejorar, se había adelantado la salida a las 10:00, un acierto, así que la temperatura de 26 a 21, mejoraba bastante. Por otro lado, el número de corredores conocidos, mis meses en el Atletismo Rincón Vélez y mi escasos tres meses en Axarlón, me habían sumado muchas caras conocidas, y tal vez de eso se trate, de sumar.

Así que siempre es agradable saludar a compañeros y conocidos, echar unas palabrillas, intercambiar unas sonrisas, anécdotas, así pasa el tiempo de espera tan rápido que casi no nos deja calentar. Habíamos quedados en el Eroski sobre las 8:40 para la salida de cuatro compañeros de Axarlon, para reencontranos con los 24 restantes, en total 28 apuntados. Una gran participación, casi un 10%. Y eso traería sus frutos. Primero absoluto y primera fémina para nuestro club.

Este año no había marcador ni arco de meta, tampoco hacía falta. Salimos como balas, el camino de tierra nos llevaría a un kilómetro llano para empezar las eternas subidas, no si antes algún tobogán que otro.

Como siempre botellín en mano, esta vez desde el principio. Con tanta calor se hace necesario ir bien hidratado. Me costó mucho trabajo adelantar a diestro y siniestro, tampoco quería salir en tromba y quedarme por mitad del camino falto de energía, era ya muchas las carreras acumuladas en estos meses y las piernas pesadas se notaban, aunque con buenas sensaciones, sobre todo a partir del kilómetro 5, me empezaba a encontrar mejor, más animado, y aquí empezaba la lucha, aceleré el ritmo y aprovechaba las bajadas para dejarme llevar por mi pésimo estilo de bajada intentando no caerme, cosa que logré con éxito.

Ultimo kilómetro y bajada contínua, una cuesta inesperada y exigente, que parece que estaba ahí para recordarnos que no todo el monte es orégano, y nueva bajada dónde volví a acelerar pero al no tener objetivos alcanzable, bueno uno sí, pero no me piqué porque era mi vecino, seguí al 100%. Buenas sensaciones, buena carrea y saludo al público.

El año pasado fueron finalmente 292 finisher, y mi posición en el 200 a un ritmo de 5:50, según el listado oficial. Para el 2016 mejorando casi 78 puestos, con un 122 de la general. Casi a un ritmo de 5:15 y por supuesto acabando entero y muy contento.

Este año he visto menos público, menos gente, pero más corredores, creo que a pesar de sólo cinco ediciones, esta carrera promete mucho y con la subida de participación con respecto al año anterior, las buenas críticas, y la sensación de una fiesta exigente, dónde no ha faltado la cerveza, los refrescos, las gambitas, el jamón, el pitufito, la fruta y hasta las tortas de algarrobo, con camiseta y gym bag incluidos y sólo por cinco euritos. 




Seguro que no sólo repitirán más de uno sino que es una carrera ideal para principiantes, para todo público que ya puede con una 10k, aunque sólo con trescientas inscripciones, seguro que cada año se van a superar, será un referente en las carreras de la provincia, sino tiempo al tiempo. Y sobre todos multitud de fotos y fotos.

Nos vemos el año que viene. Seguro.


martes, 31 de mayo de 2016

A correr que son dos días. 22 de Mayo 2016. Animal Trail La Bella 26k.

Hola a todos,

Después de mi experiencia en la Night Trail Montes de Málaga en noviembre de 2015, quería más. Fue una experiencia gratificante con una sensaciones muy positivas y un tiempo mejor de lo esperado. Quería repetir la experiencia. Estuve a punto de ir en febrero al Calamorro, pero las plazas se agotaron rápidamente, esta salió en febrero y me habían hablado bien de ella, tanto como para repetir, así que aprovechando una ampliación de plazas, ya que también se encontraba agotada, no me lo pensé. Aproveché mi licencia federativa para el ahorro correspondiente, así que quedaba solamente ver como me enfrentariía en mayo a esta prueba.

Había visto videos, pero nada significativo, sóllo mi experiencia de la trail de noviembre me valdría como punto de partida, ya que mi planifica



ción de entreno en montaña se habia ido al traste, la lincencia me llegó tarde, y salir al monte solo no me fiaba, al final llegaría con nulo entrenamiento en montaña, coas que pagaría.

El calzado que había adquirido, las Salomon Speed Cross 3, casi con un rodaje escaso de 11 kms, pero con una prueba de agarre en terreno técnico espectacular, era la herramienta principal para enfrentarme a las zonas mas duras. Por otra parte, la mochila trail, sería aprovechar una de escaso 5 litros, que utilizaría para guardar un botellín de 50cl y una botella imitiación soft, casi un litro entre las dos. Además aspirina, llevaba un dolor de espalda tan molesto, que el viernes anterior me fui de urgencia al fisio, con una mejora tal que pude hacer la prueba. Quería meter el mp3 (se me olvidó en la otra mochila), mas un gel (se me olvidó en la otra mochila) mas un versión pocket de crema fisio, que no utilicé. También iba con mi riñonera, con móvil, dni y una bolsa completa de orejones de melocotón.

A las 6:50 había quedado con mi compañero de aventuras y las 7:00 salíamos camino al El Burgo, casi una 1:40 de viaje. Casi sin parking a la vista, una vez llegado al pueblo, tocó perder unos 15 minutos buscando el aparcamiento que finalmente a unos 800 metros conseguimos. 9:00 cola para el dorsal, 31 minutos de espera, que entiendo y comprendo, pero que tampoco es de recibo que te digan que llevan desde las 7:00 de la madrugada abiertos para el dorsal, a todo esto, yo no había comentado nada, sólo que viendo la tensión del ambiente, relajar al personal indicando que hoy estabamos para disfrutar y relajarnos, mejor no haber dicho nada. Dorsal en mano y viendo que el tiempo se nos echaba encima, tocaba cambiarse rápidamente e ir trotando al cajón de salida. Pedir el dni uno por uno a todo los corredores es una pasada, lo veo excesivo, al final y viendo que ya habían dado las 10:00 (hora de salida), se limitaron a apuntar el dorsal. 

No me acuerdo si fue a las 10:10 cuando tras la arenga de rigor saltamos hacia nuestro destino. El sol empezaba a calentar, pero un ligero viento fresco, me alegraba la mañana. Al poco empezaba las cuestas y cuestas. Aquí correr, mas bien poco, y me sirvió para no salir a todo ritmo, ya que luego me haría falta, el primer avituallamiento con mas de una hora de recorrido, kilómetro 6,5, todo genial incluso sandwiches, me limité a atacar tres gajos de naranja, rellenar mi primer botellín y salir trotando la primera bajada por pista forestal. Y después de nuevo las cuestas.

Mi estrategia era sencilla, andar en cuestas y trotar en plano y correr en bajadas a lo máximo. Y así me fue bien hasta el último avituallamiento, casi el kilómetro 22, casi eufórico por lo poco que quedaba, sólo cuatro kilómetros y yo creyendo que solo de bajada, que gran error, cuando recorrido un kilómetro me encuentro las brutales cuestas con desnivel muy pronunciado, se me hizo interminable los tres últimos kilómetros, ya en la bajadas mi pies doloridos no me dejaban correr, solo un trote suave, los dedos se agolpaban contra la puntera y echa de menos media talla más. No caí en haberle quitado la plantilla o incluso los calcetines, para la próxima lo haré, porque hasta esos kilómetros, el calzado aunque justo eran bastante cómodos y seguros. 
Fueron tres kilómetros que para colmo, iba sólo, a unos metros se me acercaba una corredora, pero segiría solo hasta llegar al pueblo.


Una brutal escalinata me desmorolizó  a solo un kilómetro, no podía más y quería hacerla en menos de cuatro horas. Quería rendirme y descansar en la sobra el tiempo necesario, pero la corredora me cogió en este punto y fue dándome ánimo. Juntos llegamos a meta agarrados de la mano, bonita experiencia. Casi desconcertado ni me despedí, cogí una vaso de agua y me senté cinco minutos, el cansancio era brutal y la temperatura, ya en los 22º no era tampoco la idónea, me estaba empezando a sentir relamente mal. Otros quince minutos de descanso y ya empezaba a recuperar, así esperando que mi compañero casi 35 minutos después apareciera por fin, en peor estado que yo. Tras la recogida de la fianza por el chip nos fu
imos a por la paella, muy buena por cierto, otro descanso merecido y para casa.

436 carrileros terminamos la prueba, y mi puesto se quedó en el 323 de la general. Ultimamente me estoy dando satisfecho con quedar por la mitad, objetivo que casi conseguí en Granada y que ni he conseguido aquí.


Es uin trail recomendado. Me gusta su filosofía de no gastar en vasos de agua ni botellines, no desperdiciar en clips ni en imperdibles, hacer una carrera sostenible.
 Los avituallamientos suficientes, incluso mas que bien, agua fresca y fruta de sobra. Balizamiento de sobra. Le doy el aprobado, pero uno de los motivos por los cuales no repetiré es por la temperatura, la calor me deja muerto para tan exigente carrera. En octubre con la chamizito y en noviembre con la trail Alcaución, ya casi sé a lo que me enfrento, ya pienso estar más preparado, se que puedo volver a hacer ese kilometraje en cuatro hora y que puedo mejorarlo. 


He disfrutado de parajes encantadores, de sombras y de buena compañía. He trotado por la sierra, por matorrales, por piedras y casi escalado. Y me ha encantado. Creo que lo mío son los trail, es la montaña, los carriles. Ahí todo va mas lento, pero mas exigente, sin prisa pero sin pausa. Así que si todo va bien, y espero mejor, nos veremos en el Chamizito Trail, unos 22k con 1250 metros de desnivel, más desnivel en menos kilómetros, en octubre.
 Espero al menos pasarlo tan bien como esta.


sábado, 28 de mayo de 2016

A correr que son dos días. Las dos colinas. Granada 14/05/2016



Hola a todos,

Mayo se iba a convertir en full, con todos los fines de semana cubiertos por competiciones, y como alguna tenía que fallar, me perdí la de Sayalonga, la lluvia aplazó la carrera a la semana siguiente, por cierto gracias a la organización por devolverme los cinco euros, y tenía para este finde la obligación de salir de la provincia.

Carrera que desconocía totalmente, Las Dos Colinas o la carrera de las fuerzas armadas, sólo que por el grupo de whatsapp salió la noticia, en 24 horas ya volaban 2000 de los 3000 dorsales disponibles, todo un éxito. Quería reservarme para la Animal Trail, y no me fiaba. Pero al final, ante tanta expectativa de disfrute, salir por fin de Málaga y comerme algunas cuestas, no me pude negar. Debía de ser toda una experiencia correr por Granada con el marco de fondo de la Alhambra.




Día D, 6:45 y los compañeros ya esperandome para el viaje a Granada, nos preocupaba el aparcamiento, pero al final, ya que nos fuimos bastante temprano, cogimos aparcamiento de sobra. Tras andar unos 800 metros, llegamos al destino, casi todo recto.
Impresiona nada más llegar, ver el acuartelamiento de Cervantes, y los militares fusil en mano. Recogida de dorsal, sin apenas cola, buena información, visita de rigor al servicio, cambio rápido y así pasaba el tiempo tan rápidamente que apenas calentamos unos minutos.
El arco de salida y con poca visibilidad, colocados en la parte media para atrás, tardando mas de dos minutos en salir de meta.

Había visto los cinco videos de la carrera casi completa, así que, mas o menos, sabía lo que me esperaba. Esos primeros kilómetros que deben ser rápidos, guardando para las primeras subidas. Mucha gente y otra vez lo de esquivar y no poder adelantar, como siempre vendrían los huecos, pero no me gusta eso de estar mas pendiente a la gente que al recorrido.

En determinados momentos apetece apretar y casi que tampoco. 
Así fuimos adentrándonos poco a poco en los barrios de Granada con esas callejuelas y escalinatas. La temperatura era la idónea. Los avituallamientos suficientes, mucha naranja que no aproveché y como siempre botella en mano que nunca falte. Por cierto, no la tiro hasta que la acabe, y nunca al suelo, o casi nunca.

Las subidas interminables, pero casi nunca andando, a buen ritmo tractorista, me encontraba bien pero no a tope y no quería malgastar fuerzas. Si conseguía llegar entre los 1500 primeros sería un éxito. Cosa que finalmente no logré, en el 1619. Con una buena salida y un poco mejor forma lo hubiera conseguido de sobra.

Ya con pocos kilómetros para la meta, empezaba la gran bajada. Aquí se notan los grandes corredores como recuperan y aceleran a ritmos espectaculares, mientras que los malotes, osea yo, hacemos lo que podemos. Ultimos metros y el cansancio se nota, no he llegado sobrado y no me deja respiro ni para esprintar como me gusta hacer en los últimos doscientos metros. 






Aquí suelo sacar fuerzas de donde no tengo y esprinto robando puestos, me encanta. Hoy no era el día, los madrugones no me sientan bien y el trabajo de entrenamientos y carreras pasa factura.

Pero ya está, otra prueba finalizada, muy rápida recuperación y surtido habituallamiento, tortas de maritoñi, helado, aguita, cerveza, coca cola, frutos secos y pan con aceite. Muy buena organización, y una carrera recomendada, que como dije en el grupo de whatsapp y pido disculpas por si a alguien no le pareció correcto, a mi y en mi humilde opinión, no la repito, no me gusta correr con tanta gente, por el contrario he disfrutado con tanta cuesta y me he preocupado con algunos tramos empedrados que resbalaban.

Mi estreno con la Joma Maratón 4000, no ha sido malo. Se ha portado muy bien en agarre, no tanto en mojado, pero la sensación de estabilidad es muy buena, pero no tan cómodas como las NB. Y ese drop 12, todavía estoy esperando cuales serán las consecuencias, espero que mi creciente dolor de espalda no esté relacionado, en cambio, al correr mas de talón, he aminorado mucho la periostitis. Muy alegre por la prueba, contento y satisfecho.

Muy bien también por la organización y por "cruzando la meta", todo un detalle el diploma y que te envíen correo y sms con tus resultados, con opción de resultados estadísticos muy interesantes, todo un valor añadido de calidad.

Repito que es una carrera que todo el mundo debe ir, dónde aunque al final te acabes picando, el recorrido vale la pena el madrugón. Y el precio de la carrera y lo que recibes a cambio está justificado, cuando una carrera agota sus dorsales tan rápido es por algo.





jueves, 26 de mayo de 2016

A correr que son dos días. 01/05/2016 Media Maratón Vélez-Málaga.

Hola a todos.


Por fin, reto finalizado cinco meses cinco medias. 

Un pequeño reto que un año antes no me creía capaz, no sólo de cinco, sino de una. Aquí doy por finalizado ese círculo que empezó en abril de 2015 con mi primera media en Vélez-Málaga y vuelvo un año después con muchas ganas. Así me hubiera gustado empezar la entrada, pero las circunstancias fueron otras, aunque al final se corrigió la cosa, pero que casi me pierdo el participar en la media, y si al final participé es porque era en Vélez, en otra carrera no hubiera ido en mi estado.




Cuatro días con molestias estomacales, y sólo el viernes y para probarme, salí a trotar 6 kilómetros. Estaba seco, vacío de energía y dudaba de si participar o no. Entonces me acordé de la ilusión que me motivó a correr, la ilusión de ser capaz de hacer una media, algo en abril del 2014, inalcanzable. 
Tenía que terminarla aunque fuera andando, así con igual pensamiento que el año anterior me enfrentaría a esta carrera. El sábado fuí mejorando y con apetito me relajé en la comunión de los hijos de unas amistades, buena comida y buen ambiente rodeado de bromas, anécdotas, etc... Me dieron el descanso psicológico que necesitaba, alivar esa tensión.

Domingo por la mañana, eran las siete y sonó el despertador. Tocaba el desayuno de las carreras, la vestimenta preparada como siempre la noche anterior, toda la parafernalia del runner. Así a las 8:25 ya estaba en casa de unos amigos dispuestos a trasladarnos al campo de futbol, donde tras intercambiar saludos y fotos con los conocidos y compañeros de club nos dirigimos a la salida. 
Esta vez compartiendo salida la media con una 8k.



9:00 Era la hora elegida, buena elección por las temperaturas que nos esperaban, uno de mayo y no sabe lo que te puede tocar, pero con seguridad calor. Tocaba cambiar recorrido, uno menos pronunciado que el año anterior, más competitivo y con objetivo de hacer marca, si no hubiera estado en tan mal estado. Salida lenta, muy relajado, las sensaciones no eran buenas, así que me dejé llevar hasta el kilómetro 4 donde ya me sentía que había calentado para apretar un poco más. Así fuí adelantando a conocidos y compartiendo metros. 

Fuí dando caña hasta la subida, la vuelta por la avenida, mas o menos por el 15, dónde hay que sacar fuerzas y apretar más, fue todo lo contrario, recuperé un poco en el 19 ya que tocaba bajada, apreté no sin ser consciente de mi cansancio ni de hacer marca. 

Entré en meta muy cansado pero como es habitual esprintando a tope con animo de coger a la corredora que tenía delante mía por un segundo. Poco a poco tras descansar y picar un poco fuí recuperándome rápidamente.

Este año el cambio de lugar y recorrido ha tenido sus ventajas, amplio aparcamiento, espacio abierto, entrada a estadio Vivar Téllez, casi en el centro o por la zona mas afluencia. En otra fecha con menos calor, se podría haber aumentado el horario de salida, incluso a las 9:30 o 10:00 teniendo en cuenta el número de personas que tienen que desplazarse. Con menos afluencia de gente que el año anterior, la fecha tampoco era la ideal, comuniones, puente, etc..

De todas formas, la disfruté, no como me hubiera gustado, dándole el pincel de batir marca, sólo a 19 segundos, que si lo sé apriento un poco más, pero valió la pena. En carreras como esta te encuentras a mucha gente conocida y es motivo de alegría saludar y animar en carrera, estás en tu pueblo y eso motiva en una competición tan exigente como es la media.

El precio es un objetivo a batir, y debería estar mas cercano al público. A mi criterio todo lo que no supere el euro por kilómetro está bien, pero si se pueden reducir costes y abaratarlo, como por ejemplo camisetas, barra libre de cerveza, etc... Mejor.

Un ejemplo que siempre comento, es la media de Alora, por 10 euros, nadie da más. ¿Cómo lo hacen? No sé, que le pregunté a los organizadores. 






Cinco meses cinco medias. Por fin. A cada cual mejor, de ninguna me he arrepentido de participar, todas con tiempos muy similares, unas con poco desnivel otras con mas, unas con mejores sensaciones y otras con aburrimiento, pero todas han valido la pena. 
De la mayoría no repetiré el próximo año, sólo la de Vélez y la de Alora, es una distancia que me he encuentro muy cómodo, sobre todo a partir del 10, cuando ya me encuentro en caliente. Pero por ahora tocan otros retos, los trail.





Nos vemos en El Burgo 22/05/2016 Animal Trail


Visitas

Seguidores

Archivo del blog