domingo, 24 de enero de 2016

A correr que son dos días. 17.01.2016 III Media Maratón Alhaurín de la Torre

El 2015 acabó finalmente con sólo una participación en esta distancia, la media. Estuve dudando que si la de Antequera o que si la de Rincón de la Victoria, pero al final ni la una ni la otra. La primera por el agotamiendo de octubre y la segunda por coincidir con la Night Trail Montes de Málaga.

Así que con muchas ganas me apunté a la media de Alhaurín, la primera del año. Inaugurando un reto para estos primeros cinco meses, cinco medias. A media por mes. Un reto interesante que espero cumplir y con mejoría.

Un día antes, el 16 me llegué a visitar Alhaurín y recoger el dorsal, así tenía más controlado la ida y no tendría que levantarme más temprano, ya había leído algo sobre las cuestas y por el pueblo no vi casi ninguna. Ví un par de videos pero tampoco me daban una visión global. Me lo había planteado como una prueba de darme caña y ver como respondía mi cuerpo, con el objetivo de bajar de las dos horas, al menos en la de Málaga.

Al día siguiente me plantaba en dicho municipio con acopio de energía y mis seis orejones de melocotón en mi riñonera. Estrategia de alimentación muy recomendada, sobre el kilómetro 10 me zamparía mis seis orejones.

Tras un breve calentamiento, andar y trotar hacia la salida, llegué casi sin tiempo para ir al servicio y colocarme, como siempre, al final, lo cual me costó casi un minuto de retraso en llegada. El salir tanto la carrera de 6,9 k como la de la media, tenía sus pro y su contras, pero el ambiente era agradable y el día acompañaba. Así salí a 5 y pico, encontrándome muy a gusto y sin ganas de apurar mucho por lo de reservar energía para las cuestas que seguro me esperaban.

Una vez mas mi estrategia de cazador fue dando resultado y ya pasado los primeros cincos kilómetros se dividió la carrera, bajando por una calle nos encontramos casi unos cinco corredores solos, en pocos minutos ya los había adelantado para tomar la primera cuesta que se hizo interminable pero que me dio la oportunidad de seguir adelantado, poquito a poco, pero siempre adelantado. 
Esa fue la tónica y lo que me motivaba, ya salimos del pueblo hasta llegar al segundo avituallamiento, el primero decidí saltarlo, aquí en el de 10k, empecé a comerme los orejones y a beber la botella que aguanté hasta el kilómetro 13 y después de vacía por no tirarla hasta el 15, dónde la renové de nuevo. 
Subidas interminables y bajadas, algunas impresionantes para encarar la llegada al pueblo con otra subida dónde saludé a un corredor tocado un poco que reflejaba cansancio. 
Me seguía encontrando estupendamente y mantenía el ritmo de 5:30, y ya con casi el último kilómetro y viendo que lo estaba haciendo mucho mejor de lo esperado, me relajé un poco, así adelanté otros cinco corredores para encarar los últimos doscientos metros con otro corredor que pisaba los talones hasta los 10 metros últimos que con una bajada recuperadora, me embalé hasta la meta para robarle la posición.

Pletórico de energia, que si hubiera tenidos 10k mas, me los como igualmente, tanto la distancia como los corredores que se presentaran.  
El día me salió redondo y así logré mi mejor marca personal 1:55:50 en media, a ritmo de 5:29. Un ritmo que creía inalcanzable, y sobre todo esas 171 pulsaciones de media, con muy buenas sensaciones, apenas machacado y con la autoestima muy alta. La cadencia en 177, también un buen resultado.

Me hubiera gustado que algunos compañeros del club también participaran, casi no encontré nadie de Vélez y parece que a alguno los mantecados le pesan todavía o se reservan para próximas batallas. No obstante me llevo unas buenas sensaciones para repetir el año próximo si finalmente no me decido por la Capitana.

La media de Alhaurín esta llena de pendientes constante y subidas casi interminables, sí que te permite recuperar bastante en bajadas , por suerte el tiempo acompañó y no pasé nada de frío. La organización estuvo bien, aunque hay que tener cuidado en algunas carreteras secundarias del trazado, se ve que hay mucho vecino de campo y alguno con su vehículo te puede dar un susto. El recorrido en su mitad o mas extraurbano, no permite disfrutar de la animación de la gente en trayectos mas urbanitas, y esto se hecha de menos. Todo aplauso y palabra de ánimo es un aliciente para seguir arañando segundos.

En resumen, lo pasé muy bien. Una carrera que me ha dado mucha confianza para afrontar la próxima de Torremolinos, donde espero seguir disfrutando y enlazar con Alora en marzo, Málaga en abril y terminar en mayo en Vélez. La segunda parte del año serán las medias de final de año, donde espero realizar al menos la de Antequera y la de Rincón de la Victoria, y también la de Marbella. Por último la de Córdoba. Sí son muchas, pero si el cuerpo aguanta, esta es mi planificación para el 2016. Ya estoy pensando en algunas fuera de la provincia para el 2017, pero para eso todavía queda un poco. Cómo pasa el tiempo....

Como test de rodar a 5:30, ha sido genial. Tiempo que me vaticinaron en octubre y que por supuesto no me creí, Casi clavado a 5:29. Objetivo ya cumplido, intentaré nuevo test V.A.M para febrero e preparar nuevo objetivo en marca para la media de Málaga.








lunes, 11 de enero de 2016

A correr que son dos días. 27.12.2015 San Silvestre 2015. Vélez-Málaga


Con esta entrada a mi blog me pongo al día con las carreras. Y que mejor que terminar el año 2015 con mi primera carrera en mi mi vida que fue en diciembre del 2014 con la San Silvestre 2014. No me voy a enrollar mucho con tanta palabrería que como siempre al final acabo escribiendo mucho y diciendo nada.

Aquí termina un ciclo y comienza otro, mejor sin duda, con más retos, con más desafios y muchos más kilómetros. Pero para no enrollarme más de las cuenta y no aburriros voy al grano.

Al principio me chocó el cambio de recorrido, pero después estudié todas las posibilidades que tenía y sin duda ha ganado mucho. Recorrer calles históricas con bajadas y subidas interesantes han dado mucho juego.

A diferencia del año pasado, que llevaba un gorro a modo de tarta, este año me centraría en correr a tope. Otra vez en mala posición, pero como siempre da igual, tiene sus ventajas. De nuevo con mi estrategia de cazador que siempre me funciona. Y esta vez no sería menos.

Así partí casi a tope, con la alegría de encontrarme a muchos conocidos, partimos vertiginosamente con la primera subida interesante en la calle la carrera así hasta la bajada de la calle las tiendas, salvador rueda y llegando a la plaza que casi me crié en la plaza san juan de dios, más conocida como el barrio los majaras. 
Así bajé casi a tope por la calle de enmedio para dar de nuevo a calle las tiendas con la segunda gran bajada en calle beatas para dar a la rápida calle reñidero, así hasta subir de nuevo y volver a bajar por el centro para ir hacia casi la plaza de san roque y volver a muerte hacia las carmelitas, meta. Genial, otra vez me lo pasé muy bien atacando y siendo atacado pero adelantando más que siendo adelantado. 
Me quedé un sólo 110 de la general y 35 en mi categoría de casi 450 participantes. Lo cual me doy por "sumamente satisfecho".



Enhorabuena a la organización como siempre por el avituallamiento tan genial y por el acertado recorrido. Sin duda una genial experiencia para que por qué no, que se repitiera en nocturna y mejor subiendo a la fortaleza o al cerro, sería una idea estupenda.

Por último tuve una segunda mejor experiencia.

El año pasado corrí con mi hijo jorge, corrimos juntos todo el tiempo y se portó como un leon. Este año él y mi otro hijo Marcos irían en la suya. Marcos el año pasado me vió correr por la Vivar Tellez y puso esa cara de pena que de vez en cuando sólo saber el poner. Y me ha estado dando la tabarra todo el año con "papi, yo quiero correr contigo". Y yo que no podía ser.... Pero gracias a mi gran tiempo y al retraso en la segunda carrera, la de los menores, pude acompañarle, animándole durante todo el recorrido y disfrutando juntos. Todavía tengo grabada su cara de felicidad, y mientras escribos estas líneas, casi con lágrimas en los ojos, me doy cuenta que hay cosas que ni los mejores regalos del mundo pueden comprarlas.

Nada, no os olvidéis disfrutar. Porque si nos disfrutáis ¿vale la pena?



Nos vemos en las carreras.

domingo, 10 de enero de 2016

A correr que son dos días. Night Trail Montes de Málaga. 21/11/2015



Hola a todos. Ya el año pasado le eché el ojo a esta carrera, y en su tercera edición y con la preparación adecuada o casi, me encontraba con muchas ganas de enfrentarme a este reto. 18 kilómetros y más de 700 metros de desnivel acumulado. Con salida nocturna como a mí más me gusta.

Estuve dudando, de hecho la descarté dentro de periodo inicial de fecha comprendida para no coger la subida de tarifa, y casi tenía ya la opción de ir al día siguiente a la media maratón del Rincón de la Victoria. Me llegó un email de la organización, la misma que la MLK donde se mantenía el mismo importe así que me tiré a la piscina.

Mis entrenamientos de cuestas y de trail son muy escasos. No había hecho nada parecido antes salvo la subida al Bentomiz 650 metros de desnivel y 16 kilómetros. Así como algunos entrenamientos en cuestas que se podían contar con los dedos de un mano.

Estaba tranquilo porque el máximo tiempo abierto era de tres horas, pero un poco, bastante preocupado porque mi entrenamiento en cuesta de la semana anterior me había dejado muy malas sensaciones, tampoco llevaba un calzado específico de trail y no sabía como respondería mis NB 980, todo esto con un miedo que me recorría el cuerpo debido principalmente a mi inexperiencia y sobre todo al enfrentarme solo a otro reto.

Más solo que la una, porque fuí el único participante del club, me enfrentaría a casi trescientos corredores, más de la mitad que el año anterior. Algunos corredores se quejaban del precio y seguramente muchos otros se fueron a la competencia en Jarapalos y el día siguiente en la media del Rincón. Llegué casi una hora antes a Ciudad Jardín, al parque de la alegría , que por cierto, nunca había estado. Un lugar al parecer tranquilo y abierto, fácil acceso desde la autovía. Tras la recogida de la bolsa del corredor y no viendo nadie conocido, me fuí al coche a descansar hasta que ya casi faltaban poco minutos y tocaba calentar.
Por suerte la temperatura nos acompañó y el frio casi ni se notaba. Así nos dío las 19:00 y salida.

Casi a los pocos cientos de metros empezaban las cuestas, pero me encontraba pletórico acompañado de tanta gente y empezando mi estrategia de ir adelantando poco a poco. Hice lo que pude, aguantando cuestas y subidas.

Súbidas y subidas con alguna recta, seguía apuntando el ritmo mejor que el previsto. Ya llegando al primer avituallamiento me alegré al ver unos pastelitos que saboree tranquilamente hasta que vi como algunos gañanes aprovechaban para seguir el trote y ganar puestos, así que le di al turbo adelantando unos veinte corredores y seguir un ritmo superior que tras esa segunda pequeña subida empezaria una larga recta con leves bajadas a ritmos de 4:40.

Después de unos kilómetros empezó la segunda gran cuesta y aquí pinché un poco teniendo que andar unos cientos de metros alternando con el trote cochinero hasta que me enganché a un corredor con camiseta de Ronda 101 (que acabo de saludar por el face al reconocerlo en una foto de la organización), gracias a él conseguí mantener un buen ritmo en subida y seguí con él hasta llegar al punto más alto.

Desde aquí ya tocaría bajar y bajar, me perdió ya que me subo peor la bajada otra vez a ritmo de 5:00, a lo loco con poca visibilidad y con un camino más cercano a cañada con troncos, piedras y otros peligros. Pasada esta zona peligrosa, segundo avituallamiento, una segunda subida de cuesta leve y los últimos kilómetros de bajadas y bajadas a ritmos endiablados. Lamentablemente mis gemelos no daban a más.

El mover los dedos de los pies hacia dentro me producía un engarrotamiento de los gemelos que casi me hace parar apenas a dos kilómetros de meta. Solucioné esta incidencia bajando el ritmo a 6:15. Eso o romper gemelos con el tiempo que llevaba iba sobrado. Finalmente la terminé en apenas una hora y cincuenta y siete minutos.

Un tiempo para mí genial, con un puesto en la general del 149 sobre casi 300 corredores.

No sé si el año que viene repetiré o no, fue dura aunque me la esperaba más dura. Me hubiera gustado correr con gente conocida y que al menos hubieran participado más de 500. La organización estuvo bien, el lugar era adecuado y había aparcamiento suficiente. 





La recomiendo como experiencia para todos aquellos que nunca la han hecho anteriormente. No es necesario ningún calzado específico ni mochila, si encuentras tu ritmo adecuado podrás disfrutarla. Como siempre digo podría haber rebañado más tiempo con unos gemelos más en forma, porque mentalmente estaba a tope. Ya veremos el año que viene con tanta competencia de carreras, me hubiera gustado participar en la media del Rincón de la Victoria, y para el 2016 si las fechas vuelven a coincidir me lo pienso. 


A correr que son dos días. 29.11.2015 I Carrera Popular Universidad de Málaga.



Hola a todos, ya casi a lo loco sin ton ni son. Y con el blog muy pero que muy dejado. 
Os dejo esta humilde entrada a modo de diario de carrera. Lo primero decir que repito el año que viene a pesar del recorrido tan soso. Y es que mas de 1600 personas trotando sube mucha adreladina. Y con ese trayecto tan corto de 7km con apena desnivel da mucho juego para reventarse y de paso divertirte en apenas 34 minutillos.

El precio acompañaba 5 euros y el regalo típico de la camiseta, que por cierto a modo de crítica negativa, no había de mi talla. Señores de la organización si no hay de mi talla no me la voy a poner nunca, eso sí se la regalé a mi cuñado. La recogida de dorsal en el corte inglés de bahía, bien y rápido el día antes de la carrera.

Hacía unos 21 años que no pasaba por Teatinos y así me enfrenté solo a la aventura de buscar el sitio de salida, aparqué cerca de la facultad de derecho y no veía mucha afluencia apenas unos 10 coches y sí pequeños grupos. Le pregunté a una que pasaba y me dijo que era la salida a un kilómetro en no se qué de deportes. 

Así vamos, un calentamiento en trote ligero de un kilómetro. Cuando llegué me encontré un multitud de personas coloridas y algunos casi trasvestidos. Cosa alegre por otra parte con un muy buen ambiente joven que alegraba la mañana. 

Sólo como la una por parte del club, salvo, y menos mal que me encontré a Jesús Serna, que por cierto, enhorabuena por su octavo puesto. No entiendo como con tantos runners fanáticos como yo, que supongo debe de haber en el club, sólo estábamos nosotros dos.

Bueno da igual, así empezamos con una buena temperatura, y yo como siempre de los últimos. Vaya calorín, pero salí de forma progresiva adelantando a pecadores y pecadoras por igual, arañando puestos y de vez en cuando me adelantaba algún corredor, pero yo ahí luchando y luchando, como cazador detrás de las presas, una por una, atacando y devorando a mis presas. Me encanta ese juego, porque me motiva a acelerar mi ritmo. Cuando voy solo no tiro tanto, es lo que tiene la competencia.

Recorrido frío, apenas casi una carretera con rotontas, con muy poco animación, pero al tener tanta participación no ibas sólo, siempre acompañado. Y me alegraba ver el garmin que me alegraba la cara con cada vibración kilométrica y claro está como casi siempre mucho mejor de lo esperado. Buen tiempo y disfrutando a puto tope. Sólo tocaba visitar el pabellón en busca de ese servicio perdido y volver con otro trote de enfriamiento hacia el parking. 
Esos 34 minutos y 30 segundos, que seguro podría haber rebañado 30 segundos o más con una buena posición de salida, pero casi que me da igual.

Me quedo con la alegría y orgullo de quedar en el 339 de 1615 corredores. Para mí novato en estos lares y quién me lo iba a decir. Y no sólo eso, además el disfrute. ¿Cómo se mide eso?


En definitiva, un buen precio 5 euros, cerca de Vélez y con buen aparcamiento. El nivel de participación no agovioba al ser calle muy amplias y abiertas. Y sobre todo una carrera rápida para todos los gustos y niveles. Nos veremos el año que viene.

A disfrutar. 




domingo, 13 de diciembre de 2015

A correr que son dos días. Carrera de la Esperanza. VELEZ-MALAGA 26/10/2015



Hola a todos, después de tanto tiempo sin escribir y aprovechando esta semana de vacaciones, voy a intentar ponerme al día y que mejor que empezar por lo que más me gusta correr. 
Aunque tengo muchas cosas que contar, menos ganas de hacerlo tengo. 

Este año ha sido el año de novato en las carreras. Mezcla de emociones y miedos, y como siempre es bueno recordar qué paso el año anterior os comento. 2014 Casi tres meses rodanto y entonces prefirí elegir senderismo, y creo que hice bien. Este 2015 no me lo podía perder. 

El mes de octubre había sido intenso y con la espina de no participar en la 10K Málaga me enfrentaba a esta con el objetivo de hacerla en el menor tiempo posible, venía de mejorar en más de 10 minutos mi marca en media maratón y el mes previo de entreno en series me estaba dando muy buenos resultados.

6K. Un distancia que hoy en día no me da miedo. Una distancia donde puede darlo todo y un poco más si el ambiente lo permite.
Tercera carrera con el club y al turrón. Salí tranquilo, como siempre casi de los últimos y así fuí subiendo y subiendo puestos a medida que no paraba de adelantar gente. 

Saludando a conocidos y algunos menos conocidos en la carrera fui llegando al ecuador de la misma. Aquí me puse a la altura de un niño creo de unos 13 o 14 años que iba como un campeón y me sirvió de liebre, hasta que a falta de un kilómetro cogí las fuerzas necesarias para despedirme de él, no sin antes darles las gracias saliendo escopetado en la recta final de los últimos casi mil metros.

Avituallamiento final con cerveza, bocadillo, fruta, refresco, etc. Genial, una carrera para repetir. Bajé mi marca en 5k. El garmin me dió la enhorabuena. Aunque estaba puesta como recorrido de 6k, éste marcó 5,8 km. No obstante esos doscientos metros también se dieron de margen en otros compañeros de garmin.

Por fin pude saludar el corredor y youtuber Julio de Malaga Green y a su compañera Graciela, los cuales según me comentaron siempre vienen a las carreras de Vélez, porque aquí se cuida mucho a los corredores, cierto.

También estrené las nuevas zapas New Balance 980, que van geniales a pesar de sus 260 gramos. 

Me voy muy contento con el resultado, mejor de lo esperado. En la posición 204 de 680 participantes. Rodando a un ritmo de 4:58 min./ km y el 31 en mi categoría. ¿Qué más puedo pedir? Para el año que viene más y mejor.

Visitas

Seguidores

Archivo del blog