domingo, 26 de julio de 2015

A correr que son dos días. Reflexiones Running. 11 meses después del día D.

Ya casi para cumplir en breve los 12 meses de trote, debo adelantar un par de reflexiones más que a los datos estadísticos, que tal vez presente cuando cumpla el año o cuando me apetezca. Y siempre desde el punto de vista del novato, del que empieza no de cero sino de -X. Muchos años de sedentarismo me avalan.

Como ya sabéis los que me conocéis, empecé andando esa mítica distancia de todo trotador novato, 5k. Llegar a correr un kilómetro sin ahogarme, todo un éxito.
Es como si el cuerpo tuviera que desintoxicarse, pero a la vez engancharse al ejercicio, a tener que repetir. Los comienzos han sido duros pero gratificantes.

Más de 1000 kms después... Ni me había planteado un kilometraje. Ahora sí, pero ya por años naturales. Ni me lo voy a plantear como un objetivo. Hay meses que estoy en los 100 kms y otros en los 130 kms, tampoco me quiero embalar como hace una par de semanas que me hice en siete días 41 kms. Ni volver a probar lo de correr tres días seguidos. Por ahora día sí, día no. Con descanso cuando sea necesario y con una salida mínima de kilometraje de 10K o en caso de recuperación 8k a ritmo muy lento. Una semana antes de la carrera, salida con trotes no superiores a 8k y ritmo de recuperación, con una o dos salidas como máximo. Así me va bien. Dando preferencia a las sensaciones y no a un plan predeterminado de series, etc...

Lo de poder terminar una media maratón en 8 meses fue todo un gustazo y además terminarla entero y disfrutando. La MLK nocturna, la Mayora, La nocturna de Torre o la primera La San Silvestre en 2014. Carreras que a finales del 2014 me planteaba la estrategía, vistos mis tiempos tan lentos, como voy a ver en las webs la clasificaciones para ver tiempos máximos de los corredores de ediciones anteriores con la idea de no llegar el último o que me recogiera el camión escoba. Si estoy en tiempo, me decía, me apunto.
Todavía me acuerdo, como dentro de esas pequeñas metas, me ponía el bajar en 5k los 6 minutos el kilómetro. O bajar los 10k en menos de una hora o incluso correr una media maratón. Objetivos previstos a un año vista y conseguido mucho antes.
Iniciarme en el minimalismo, es otro aspecto a descubrir. Domar un drop de 4 con zapas de 200 gramos y conseguir sentimer agusto y pensar en un futuro próximo probar huaraches o seguir domando el drop de 4 y tal vez bajar a cero. ¿Trail? ¿montaña?. Todo se andará o trotará. ¿Tractorismo? Muchas cosas me dejo en el tintero, que para no aburrir, las iré dosificando, queda tanto por aprender.


Perder 5 kilos, otro objetivo conseguido. Y todavía a corto y largo plazo me planteos muchos más retos. El desafío de La Capitana, para enero 2016, todo un reto. Las próximas carrera de octubre y noviembre. Ya inscrito en la 10k de Nerja, mi primera 10k. Tal vez la media de Cártama, ya veremos. La 10k del Corte Inglés, La Esperanza 6k de Vélez. Tal vez la media del Rincon de la Victoria o de Antequera, y posiblemente también la Vertic Night. Descarto ya la media de Almijara Trail, al menos por el momento, me encantaría participar, pero sería muy duro y no se cómo podría acabarla, ya veremos. 

Y tal vez alguna más que se tercie. Así cerraré este año 2015 y con nuevos retos para el 2016: Seguir bajando tiempos, pulsaciones y sumar resistencia, poco a poco, camino a la Maratón, quizá para el 2017 o 2018 y después la 101 de Ronda. Estos últimos, acabarlos son mis grandes objetivos a largo plazo. Pero siempre, siempre un objetivo en todo kms de entrenamiento y carrera pasado, presente y futuro : Disfrutar siempre.


viernes, 24 de julio de 2015

A correr que son dos días. Buzz, pañuelos y cintas para el pelo.

Una cosa que me llamó mucho la atención cuando empecé a investigar MUNDO RUNNING son los buzz, esas bragas o pañuelos elásticos que sirven tanto para el cuello, o como sombrero. Sin duda la imagen en youtube de Valentín SanJuan con sus buzz venden mucho.al igual que Kuprica corriendo buzz en cabeza por los montes y montañas del mundo.

Al mes de empezar, probé con amazon y me compré, equivocado, el buzz que en realidad era una banda de cabeza, que he utilizado casi todo el verano para eso, para evitar que el sudor me caiga en los ojos, y es que es que sudo mucho.
Al principio era algo raro correr con banda en la cabeza, puesto que casi todo el mundo va sin nada, es cuestión de tiempo. Al mes siguiente me pedí una imitación de buzz por amazon. Ha dado y sigue dando muy buenos resultados, viene con el tamaño ideal para cubrir completamente la cabeza y con su parte de algodón adicional para calentar.
No quería quedarme sin las ganas de una auténtica buzz y me pedí la siguiente, que he usado bastante. Ya en noviembre, al visitar sprinter vi una marca blanca, con un precio muy bueno, así que decidí probar, uno con ese pequeño abrigo y otro sin, y la verdad, aunque no son lo mismo que buzz, hacen el apaño y su relación calidad precio lo hacen productos totalmente recomendables si quieres probar.

Así que ya consiguiendo fondo de armario y ya que cada entrenamiento hace del buzz sudado que pase directamente a lavadora.
Pero la cosa no iba a quedar ahí, ya que me encuentro con la superoferta del Corte Inglés, Buzz a mitad de precio, así que cayeron un par de ellos más. Uno con lana y otro sin, clásico pañuelo de dibujos imitación pañuelo.
Se me olvidaba comentar que también encontré una braga toda abrigo, solo cuello, pero que por el precio que tenía no podía al menos probarla, también con muy buenos resultados. Y como último, el de regalo en la media de Vélez que blanco entero no invita mucho al uso, pero que a modo de cubre cuello he utilizado un par de veces.

Casi ya como colección, no descarto en un futuro próximo y si se tercia, oferta en mano, que cayera alguno más. Tal vez del sprinter. Y es que la protección tipo pañuelo para la cabeza y de banda para retener el sudor lo hacen un producto ideal y ya para mí imprescindible. No hay día que no salga a correr sin el buzz, ya que a parte de retener el incómodo sudor, me sirve para sujetar con mas firmeza tanto las gafas como los auriculares y de broma, para sujetarme la cabeza. Un par de veces he salido sin buzz y ha sido terrible: gafas que no paran de botar, en el caso de la de sol y sudor que me cae en los ojos y escuece. No entiendo como este producto no se ve más utilizado, ya que es útil tanto para el verano como para el invierno. Y en período de frío utilizo dos, uno para el cuello y otro para cubrir la cabeza a modo de gorro.


Utilizar la gorra también es interesante, pero dejarla sudada es más incómodo, aunque de gorras ya hablaré otro día.  

Mundo TV. Netflix: Sense8 y DareDevil.



Netflix me ha sorprendido con estas dos estupendas series.

DareDevil.

Cuando se empieza una serie de superhéroes, voy con mucho tacto, porque lo normal es encontrarse productos post adolescentes y tramas casi infantiles edulcoradas. Por suerte no es este el caso.
Daredevil es una serie que está dirigida a un público adulto, y aderezado de entrenimiento y producción. El guión está equilibrado. Los personajes actuan correctamente, en especial kingpin también me ha sorprendido por su calado en el personaje. Sacándole todo el jugo al supervillano. Las escenas de combate están pero que muy bien logradas. 

Sin ser DareDevil un superhéroe que me llame mucha la atención, la serie consigue interesarme por la historia y creo que varias temporadas le esperan sin duda, sumando al proyecto de netflix de sacar más personajes y mezclarlos en una serie conjunta que promete al puro estilo team heroe.  Que la competencia se ponga las pilas.

Sense8

Sin acercarse a la comparación de Daredevil, sí consigue al menos entretener. Los actores cumplen y casi diría que la salvan.


La historia sin ser nada pretensiosa aunque un pelín enrevesada 
consigue entretener lo suficiente para enganchar y terminarla rápidamente. 

No es una gran serie, no la veo a la altura de DareDevil ni otras muchas,  pero si no vas con muchas expectativas y sólo para echar un rato y sin complicaciones, puede ser una serie recomendada, ideal para estos días de verano. Cuando ves un capítulo y tienes ganas del siguiente, eso es que vale la pena. Sin entrar en spoilers deja algunos cabos sueltos para la segunda temporada, tampoco es un climb pero ahí lo deja.




martes, 21 de julio de 2015

I subida al Bentomiz. De Vélez a Arenas. Trotando y andando.

Lo de primero, así como si de una carrera se tratase, que no lo es por supuesto, un simple entrenamiento, pero con todo el honor de ser la primera vez que consigo un objetivo planteado hace meses. Verdad que la mitad de la subida ha sido andando y que me hubiera gustado completarla en su totalidad corriendo como un campeón, pero la dureza, al menos para mí, todavía no me lo permite. También he querido no tirar mucho de pulsaciones por la temperatura 28ºC y por la carga de entrenamiento de la semana (12+13 kms) acumulado ya en el cuerpo. Todo esto se iba a notar.

Aunque ya había realizado en meses anteriores un par de pruebas de reconocimiento del terreno 6k y 10k, por así decirlo y que me vino muy bien para la MLK y La Mayora, me apetecía volver a darle caña.
Las cuestas tan pronunciadas son todo un desafío de fuerza y el esfuerzo realizado trasmite la sensación de un trabajo bien hecho, agota de tal forma que no tengo más remedio que echar a andar.

Me levanté sobre las 7:30. Café, un par de vasos de agua, preparar la mochila de hidratación, perneras, camisetas, un par de barritas, estiramientos y breve calentamiento. A la calle 8:20. Vi un par de corredores que iniciaban el trote a la altura del polideportivo. El primero mas bien andador y el segundo lo perdí de vista, posiblemente por cambio de ruta. Así y con la previsión de una mañana calentita me iba a enfrentar a la aventura de ida y vuelta al punto geodésico de las ruinas del castillo de Bentomiz ubicada en la localidad de Arenas. Al llegar al río seco cogí el desvío que casi me llevaría al objetivo. Nada más trotar el primer kilómetro ya noté la cansancio acumulado de una semana intensa (12+13 kms) y la temperatura que empezaba a rondar los 28ºC. Pulsaciones a 180, tocaba andar y recuperar. Así fuí trotando y andando, andando y trotando, pensando si sería capaz de terminar o de darme la vuelta.

Se me estaba haciendo muy duro y sólo llevaba 5 kms, distancia en ida máxima recorrida en este trayecto. Tampoco sabía exactamente cuanto sería el recorrido total, más bien un entrenamiento para mi preparación para la Vertic Night, que todavía no sé si me apuntaré o no, viendo el esfuerzo realizado, tampoco es cuestión de ir a una carrera para acabar andando, aunque así fuera tampoco pasa nada, mejor andando que acabar lesionado.

Poco a poco fui comiendo esos kilómetros que me faltaban para llegar a la meta. 8Kms ya casi en el punto geodésico paré el garmin, les di unos cinco minutos de tiempo muerto, un par de barritas, un par de fotos y trote ligero de vuelta. Aquí sí sin andar siempre trotando con la alegría de haber conseguido el objetivo. Lo de bajar casi que no tiene mérito, bueno un poco ya que te mide tu nivel de recuperación después del esfuerzo de la subida. Por cierto en la subida, me encontré a otro corredor que venía la bajada andando y me llamó la atención que tras el saludo inicial me dijo que ya venía de vuelto de lo alto, me dejó con dudas de si realmente habría subido, da igual, en estas cosas no hay que mentir, tampoco pasa nada.

Ya en el río seco noté como la temperatura había subido más y no había sombra ni tregua para mi castigo. El último kilómetro se me hizo muy pesado, pero al final vivo y entero. Muy relajado el resto del día y con la sensación de cansancio en los días siguientes, sin agujetas y ya recuperado varios días después.

Hace dos años hice la misma ruta andando, hoy se me hizo corta y creo que la próxima vez se me hará mas corta, el aspecto psicológico juega mucho. En invierno pienso darle una buena tajada.

Ya pasado los datos a la comunidad garmin, me encuentro con que ya otro runner pasó el track a trayecto competición. Es una curiosa información ver como todos los usuarios de garmin que hagan dicho trayecto pasarán a la tabla.

Me quedo con unas sensaciones positivas, habiendo al menos controlado las sensaciones y las pulsaciones de media con la recuperación andando, creo que las pendientes son tan duras que es bastante complicado sino eres un runner experimentado no tener que pasar a andar. 1,2 kgs también perdidos pero en un par de días recuperados. 



Feliz verano y no olvidéis descansar.

domingo, 19 de julio de 2015

Mundo TV. Dark Matter y La muerte llega a Pemberley


.

Dark Matter.

Procedente de la cadena SciFY nos llega esta porquería que tienen que decorarla con personajes veintaeñeros que imitan a los adolescentes hormonados y con una trama que va de misterio pero que aburre más que el canal TV13.

Los actores hacen lo que pueden pero ni el guión ni la dirección parecen sacarle más jugo. Sinceramente la que hace de robot es la que mejor actúa. Parece como si quiesieran mezclar un poco de algunas series clásicas, un refrito dicho de forma despectiva. Todo ésto sería perdonado por su alto presupuesto y si al menos pudiera ser un producto al menos, entrenenido, lamentablemente no lo consigue, así que a duras penas he conseguido terminar el primer episodio. No le voy a dar ninguna oportunidad más, así que a la basura.

La Muerte llega a Pemberley.

Las series inglesas y nada más que por ello, ya se merecen mi respeto. Son series que tratan a los adultos como tales y basan más su producto en la calidad que en los fuegos artificiales.
Lamentablemente con este episodio no lo han conseguido, ni creo que la serie en su conjunto lo logre. Ni treinta minutos, la sobreactuación me aburre y la trama también. Tal vez el error sea mío por buscar un producto parecido a otras series de época, pero me rindo.


Vuelvo a retomar la sección de mundo Tv después de tantos meses con algunos resúmenes y recomendaciones.  



Visitas

Seguidores

Archivo del blog